Around the orb travel blog


Bueno, este fue un día chistoso. Salí por mi cuenta a eso de ls 10 de la mañana para poder tomar un bus turistíco que me llevaía a Donostia/San Sebastian, pero por primera vez en Europa tuve que esperar porque hubo un retrazo. 20 minutos mas tarde el bus llego y pasamos por toda la costa del País Vasco francés recogiendo turistas en el tráfico. Parando en un sin fin de paraderos de bus en Bayonna, St Jean de Luz, Biarritz, Anglet, etc. Si alguna vez quieren hacer un paseo por tierra en el País Vasco tomen todo menos Basque Bondissant, se preocupan más por la cantidad de turistas que puedan recoger que por la calidad y puntualidad del servicio.

Llegamos a San Sebastian a eso de las 2 de la tarde con dos horas de retrazo y todas las iglesias estaban cerradas por lo que fui a buscar un baño sin saber que por estos rumbos se le llama "servicio". Al fin me hice entender y pude hacer usos de las instalaciones hidraúlicas de la ciudad de Donostia y empece a caminar. Un señor al que le habia ateriormente preguntado por el baño se me acerco y me ofrecio muy amablemente mostrarme la ciudad que porque a pie no conocería nada, el estaba de vacasiones y además tenía carro. Wow! Que ofrecimiento tan amable, pero muy amablemente le dije que prefería hacerlo sola e ir a comer, y me recomendo el Mc Donalds y ahi mismo salí en dirección del casco viejo. POR SI NO LES QUEDA CLARO EL MENSAJE, NO ACEPTEN FAVORES TAN AMABLES DE NADIE!

En el casco viejo anduve caminando viendo las iglesias por fuera y pare en una tienda latina llamada la catracha con una bandera colombiana en la parte de arriba. Era de un hondureño casado con una colombiana lo cual me explico esta mezcla tan extraña de motivos. Vendían de todo, harina, quesos, boquitas, gaseosas, frijoles, etc. Me tome una colombiana y pura turista perdida sali a buscar un sitio de pinxtos ya que eso era lo que lonely planet recomendaba. Entre a varios restaurante de pinxtos pero ningun mesero o bartender me atendía y entonces me desespere y me le acerque en el tercer bar a una mesera y me dijo que solo escogiera lo que quisiera y después se lo mostara el mesero y el me cobraría.

No tiene mcho misterio pero no estaba acostumbrada a que yo misma me puedaservir y que además haya que rogar para que le cobren a uno. Ahora ya estoy acostumbrandome y me cobran más rápido y no llego al punto de inanición antes de comer.

Ese día tome un vino blanco tipico del País Vasco y comi como 3 pinxtos de quien sabe que, de todas maneras estaban delicioso. Le di la vuelta al casco viejo con otro millon de turistas europeos de todas partes y pase a comprarme unos pantalones de playa de 6 euros. Luego como hacia calor y no habia casi nada abierto me fui a la playa a dormir un rato y esperar a que el bus llegara de vuelta. Fue un día chévere, pero no me gusta tanto el turimo intensivo.

Al llegar de regreso a Bayona ya me hacia falta escuchar el francés, además que me habia costado pedir cosa en español después de tanto francés por todos lados. MC me llevo a un restaurante Vasco, estando sentadas se nos acerco el dueño y nos empezo a hablar en Vasco. Seguramente creyo que yo entendía porque yo le sonreía y no decía nada, hablo con MC por un rato y luego se voltea y en un español impecable me dice -"De Guatemla? y te gusta el Pais Vasco?"- se rió y siguio atendiendo, regresaba cada dos segundos a abrazarnos y decir algo en Vasco o francés. Muy energético el personaje.

Después de un rato MC me empezo a contar que Ernesto es militante Vasco y habia estado durante varios años en prisión e Paris por que en algun momento ayudo a esconder jóvenes de la ETA, pero de por si el nunca habia sido parte de la lucha armada. Durante sus años en prisión varios otros militantes habian voluntariamente trabajado en su restaurante para poder mantener a su familia y darle el mensaje a la comunidad que estaban solidarios con su causa. En lo que MC me contaba entro otro hombre al que Ernesto saludo muy efusivamente, luego se acerco y nos conto que era un abogado francés socialista que lo habia ayudado a salir de prisión.

Esa noche comimos el verdadero pescado a la vizcaína y tomamos cidra Vasca, todo vasco. Inclusive los adornos en las paredes, desde banderas Vascas, hasta equipos para jugar pelota Vasca y la música Vasca que le daba vida al ambiente que estaba lleno de turistas franceses.

Luego de comer fuimos a pasear por la ciudad y a ver las murallas antiguas. Mientras caminabamos pasamos frente a la fábrica de maliñas, no maquilas y paramos frente la maquila. Yo no sabía que tenía de especial ya que en Guatemala tenemos muchisímas maquilas, pero luego vi que se trataba e bastones. El dueño vio que estabamos interesados aunque ya era casi media noche, y salio y nos mostro la maquila, me oyó el acento y empezo de una vez a explicarme en español el proceso de producción de una mahkila y repitiendo que no era fácil, es todo un arte. Luego empezo a hablar de su familia y de su vida y costo cortar la conversación pero lo logramos seguimos el recorrido.

Ya de regreso en Peite Bayonne pasamos por la calle de los desaparecidos, un mural enorme tenía los dibujos de los rotros de los desaparecidos y mensajes en vasco y en francés. MC me dijo que se recordaba de esos tiempos de psicosis, nunca sabían contra quien la iba a agarrar el gobierno. Pasamos frente a otros bares militantes donde todo estaba en Vasco y luego a dormir.



Advertisement
OperationEyesight.com
Entry Rating:     Why ratings?
Please Rate:  
Thank you for voting!
Share |