Around the orb travel blog


Mi día empezo en Vannes, en Bretagne, Anne Marie me llevo hasta Nantes al medio día para tomar el tren de 4 horas hacía Bordeaux donde tuve que hacer un cambio de tren. Apenas tuve un par de minutos para comprar algo de tomar en la estación, encontrarme un par de turistas perdidos que estaban tratando de encontrar un Albergue de jóvenes a los que les preste mi guia para que encontraran algo, sali de la estación y vi los alrededores y luego tome el tren para el último trayecto.

Al llegar a Bayonne pude sentir un nuevo aire, distinto al que ya conocía de Francia habiendo estado en Bretagne y Paris en mi viaje anterior y las semanas anteriores a esto. Pero bueno, oficialmente estaba conociendo algo nuevo. Obviamente el calor que hacia en Bayonne ya era algo distinto a el clima templado que me habia tocado en Bretagne, con un poco de lluvia y mucho viento y pues también las señales y anuncios en dos idiomas, Vasco y Francés.

Baje por las escaleras que llevan de la terminal a la salida de la estación y vi a Marie Clauide, la amiga de mi familia francesa que conocí durante el intercambio, que andaba buscandome por otro lado, nos saludamos y me empezo a hablar en Español. Al rato me dijo "pero tienes que practicar el Francés" y yo le respondí "A si, estamos todavía en Francia" y ahi mismo me corrigió."Non, on est au Pays Basque".

Nos subimos al carro y nos pusimos al día del viaje, de mi vida de en Seattle, etc. Llegamos a su edificio y me conto un par de cosas acerca de el. En los años ochenta hasta hace unos cinco años el primer piso era un prostíbulo. MC que es trabajadora social que trabaja con mujeres en dificultad no se molestaba por esto y además le quedaba y le queda aún muy comódo ya que es a cuadra y media de su trabajo. Además que vive la mayor parte de la semana en el campo con su padre.

En seguida salimos a que me mostrara la ciudad, empezamos por su calle que es una de esas calles estrechas donde uno puede ver la vida del vecino de enfrente, viva con los colores verde y rojo de la bandera Vasca en guirnaldas que la atraviesan de lado a lado y la música de los cuantos bares que quedan alrededor. "Esto es Petite Bayonne, e area más Vasca de la ciudad."

Caminando por su calle, a dos edificios del suyo me señaló un bar y me dijo que ahi y en el edificio de enfrente ha habido al menos 4 atentados, 2 militantes Vascos del lado español fueron asesinados aqui y otro en enfrente por mafiosos pagados por España. En la calle de atrás desaparecieron dos jóvenes militantes de los que nunca más se volvio a saber. "Yo los conocía, uno de ellos escribía para el periódico Vasco" me conto MC.

Luego seguimos caminando y nos fuimos a un restaurante internacional a comer como en cualquier ciudad francesa justo al lado de "La Nive" uno de los dos ríos que atraviezan la ciudad.

Hablando con ella se me iba despertando la curiosidad; ¿Estando en País Vasco como era que todavía no había escuchado el idioma? La gente a mi alrededor hablaba puro francés salvo alguno que otro turista italiano o español que escuchaba por la calle. MC me conto un poco de le historia del pueblo Vasco y de como ella y muchos de su generación fueron obligados a estudiar en liceos franceses y eran castigados si hablaban Vasco o si no lograban hablar el francés con fluidez. Uno de los castigos era que les ponían a los niños en las escuelas sombreros de burros, los humillaban. También me conto del poblamiento de la costa por franceses, rusos y judios.

Además me explico que en Bayonne que es una gran ciudad la población francesa es mayor, en el interior, en el campo la población se reúne y habla con naturalidad su idioma. De todas maneras prometió que me llevaría cerca de su casa cuando los bares y restaurantes Vascos, en su mayoría de militantes, estuvieran abiertos. Viendo mi interés me enseño mi primera palabra en Vasco - Milesker para decir Gracias.

Saliendo de comer decidió que me mostraría Biarritz. Me confeso que era de los lugares que mas le desagradaban del País Vasco ya que era completamene francés,turistíco y super comercializado y nada de lo que algún día fue un pueblo de pescadores Vascos quedaba ya. No más puse pie en Biarritz me sentí en Cancún y me dieron ganas de regresar a la calidez del Petite Bayonne, pero no puedo negar que la costa en si y los paisajes son absolutamente alucinantes. Luego del paseo nos regresamos al apartamento y nos fuimos a dormir.



Advertisement
OperationEyesight.com
Entry Rating:     Why ratings?
Please Rate:  
Thank you for voting!
Share |